Los reyes con los pacientes del Hospital de parapléjicos de Toledo