El médico secuestrado en Congo está localizado aunque no han podido contactar con él