La menor agredida por su amigo en Ourense está en estado crítico: la familia no pierde la esperanza