El terremoto, en movimiento