Los rayos iluminan los cielos de la península en una noche de lluvia y granizo