Un trágico incendio se cobró en México la vida de al menos 29 bebés y dejó heridos a 26