La uva se dispara hasta un 30% más debido a las últimas lluvias torrenciales