La fuerte ventisca complica la visibilidad en las carreteras de la sierra de Madrid