El té verde puede prevenir la infección de hepatitis C