“El veterinario de los narcos”, despedido por robar de la caja para costearse el abogado