El paso de un frente con fuertes rachas de viento sorprende a Galicia y a País Vasco, con cientos de incidencias