Compuestos del té verde y del vino tinto, potenciales dianas contra el Alzheimer