Científicos hallan una solución al misterio de los asteroides desaparecidos