Crecen las webs de juegos para adultos, apología de la violencia y terrorismo