La NASA capta una explosión monstruosa capaz de acabar con la Tierra