La NASA prueba su “platillo volante” para futuros viajes de humanos a Marte