Numerosas familias compran casitas de muñecas sin querer al oír una frase en la tele