El USB 3.0, más cerca de smartphones y tablets