Vogue Rusia se convierte en la primera revista europea con vídeo integrado