Crujir los dedos, esa dañina costumbre que afecta las articulaciones