El 55% de los españoles no borra sus datos al deshacerse de su teléfono móvil