Descubren en Bolivia la huella de un gran depredador del Jurásico