Retiran un instrumento quirúrgico que puede propagar el cáncer