Los médicos creen que la obesidad aumenta el riesgo de sufrir de cáncer