Un problema en Facebook filtra por error los datos de los usuarios a empresas publicitarias