Realidad virtual para entender mejor el drama del coronavirus: vivir desde dentro el duro ingreso