El 'tablet' de Google podría costar 155 euros para competir con el Kindle Fire