Ni Valencia o Sevilla se libran de los 0 grados