Agarran a un niño de los pies y lo meten en una alcantarilla para coger un teléfono móvil