Un tranquilo de día de pesca, a punto de convertirse en tragedia en segundos