Una anciana, de 91 años, celebra bailando que ha acabado su tratamiento médico