Descubre que tiene un tumor gracias al brutal puñetazo que le dio un cliente por no venderle alcohol