El vuelo de vuelta, una fiesta