La Cuqui, a punto de cargarse a Bárbara pero menos mal que estaba Amador: “Te miro y te ‘desatraganto”