Los detectives 'leones', al ataque