Berta y Araceli se abandonan a la pasión