Judith, de diosa pelirroja a mami con niño