La Chusa se lleva el último décimo de la lotería a cambio de un servicio ‘frilan’