Javi y Lola, los amigos yonquis de la Chusa