Anne Germain: "Poder hablar con los espíritus es un regalo, un don y no sé vivir sin él"