Carmen Lomana cuelga el teléfono