María Jiménez, el regreso