La Infanta Cristina está sola desde su regreso a España