La Infanta Elena estuvo a punto de suspender su boda