El lance entre Marc y Pol