Citroën consigue realizar 600 kilómetros de forma automática con un C4 Picasso