Ford GT: así es la bestia del asfalto y así suena su rugido