El 600 del siglo XXI: el Seat Mii, un coche urbano que gasta 3€ a los 100 kilómetros