El coche eléctrico, en el centro de todas las miradas del salón automovilístico de Ginebra