La versión descapotable del Huayra: la última genialidad de Horacio Pagani